INSTINTO DE LOBA

Ese instinto del que empezamos a ser conscientes cuando nace nuestro cachorro, instinto mamífero , animal.
Si eres capaz de conectarte contigo mismo a pesar de todos los
"inhibidores" de alrededor ( médicos, matronas , amigos , familia ) con tantos protocolos de un lado y " maternoconsejos " por el otro , sin dudar de las buenas intenciones de todas esas partes
" opinantes" que sólo consiguen desconectarnos y hacernos dudar de nosotras mismas, esa sensación no hace más que asustarnos y pensar que NO SABEMOS CRIAR A NUESTROS HIJOS.
He sido siempre muy rebelde, quizá por eso yo si me conecté, lo sentí en la tarde noche del 17 de Enero de 2012 .
Empecé a sentir mi instinto de loba, en una inducción eterna y dolorosa , cada contracción me decía: ponte en cuclillas, agárrate fuerte y siéntela, no tengas miedo, es tu bebé que viene, todo esta bien.
Dolía pero estaba feliz;hasta que venían a decirme que en esa postura no , que tenía que estar acostada, y yo no quería, mi cuerpo no quería.
Así no puedo, las contracciones son mucho más difíciles de pasar acostada y respiraba fuerte y soplaba y pensaba, no tengo miedo al dolor, es mi pequeña que quiere venir al mundo y estoy preparada.
Cada contracción era un dolor inmenso pero no cabía en mí de felicidad.
No nació hasta el día siguiente a las diez y media de la mañana por cesarea, algún día lo contaré .Aún no estoy preparada para hacerlo.
En reanimación luche como una loba para que me subieran a dar de mamar a mi hija, en pleno subidón hormonal de OXITOCINA que era puro amor y me embriagaba de la felicidad más grande de mi vida, mezclado con la rabia de que nadie me escuchara.
___!!!!QUIERO SUBIR A DAR DE MAMAR A MI HIJA!!!!!___
__ !!No puedes!!___
___!!Tienes que dormir!!____
___!!No tienes ni calostro!!!___Esa dolió mucho, pero no desistí.
 
Conseguí que me subieran después de patalear mucho.
Por el camino me sentía segura de mi, preparada para ser madre, a pesar de todo lo que no pudo ser, esa loba mamífera había despertado y ya no la iba dejar volver a dormirse.
 
Esa seguridad en mi, ese saber que hacer; todas aquellas dudas que tenía durante el embarazo desaparecieron como por arte de magia.
Me maravillaba esa conexión tan animal.
Hubo noches increíbles , noches enteras con las rodillas y manos apoyadas en la cama, cual loba amantando a mi cachorro y buscando posturas còmodas para las dos, para poder deshacer esos incómodos y molestos bultitos de leche.
Tenía tanto poder y sabiduría.
Una sabiduría ancestral que viene desde el principio de los tiempos, que no sabe que estamos en este siglo donde la oscuridad no se come a nuestros bebés , que hay cientos de variedades de leches y biberones y montones de aparatos y cosas para sustituirnos como madres, nuestras tetas tampoco lo saben y se hinchan de leche tíbia que fluye por nuestros pechos,llena de vida, para alimentar a nuestras crías, que son puro insinto cuando nacen buscando la teta de mamá; la naturaleza es increible y sabia.
 
Recuerdo un momento maravilloso en el que mi pequeña dormía y oí llorar a otro bebé, mi pecho reaccionó al instante, me pegó un subidón de leche tan grande que se me salió, llevé la mano al pecho emocionada.Que sensación más fuerte, que poder más grande.
Somos increíbles las mujeres.
Todas tenemos el instinto de loba, algunas somos más conscientes de él y dejamos que fluya, pero todas lo tenemos.
Recuerdo la historia de una madre que fue al zoo con su bebé y al pasar por delante de los primates su bebé comenzó a llorar, una madre oranguntán se acercó al cristal y le ofreció teta al bebé que lloraba.
instinto puro.
Lo mismo que sentÍ yo al oìr llorar a un bebé.
Me siento mas cerca de esas madres primates que de algúnas de esas madres tan modernas.

¡SILENCIO! NIÑOS SOCIALIZANDO

Mi hija tiene cuatro años.
No fue a la guardería ni va al colegio, no vemos necesaria la escolarización antes de los seis años.
Nos han dicho como unas tropecientas millones de veces que LLara tendría que ir al colegio para que " APRENDA A SOCIALIZAR" , eso que tanto preocupa a esta sociedad " antisocial".Parece un trabalenguas, pero es real, muy real.
Me dicen que mi pequeña no sabe socializar si quiere estar con mami, en vez de con otras personas niños o adultos.
Si le da una rabieta o se enfada por algo.
Si tiene miedo a los perritos o cualquier otro animal.
Si se molesta porque un niño le quita sus cosas.
( aparte de no saber SOCIALIZAR, por lo visto tampoco sabe compartir )
Si no le da la gana de dar besos a quien se lo pida.
Si no le gusta que le molesten mientras juega, lee, dibuja o cualquier otra actividad en la que esté entretenida.
Los niños no necesitan aprender a SOCIALIZAR, saben hacerlo y ellos solos escogen con quien y como; van a su ritmo, a su manera.
No hablo en base a estudios científicos, aunque he leído unos cuantos sobre este tema.
Hablo por mi experiencia como madre de LLara, que de cara al mundo es una niña que no sabe estar con otros niños ni convivir en sociedad, ya que no va al colegio que es donde dicen que se aprende hacer eso.
Por lo visto nosotros, sus familiares, tíos, primos, la cajera del supermercado, los vecinos, los niños y niñas de la plaza, la gente de la calle, Antonio y Marisa del Albatros, nuestros amigos, todos debemos ser invisibles, porque no contamos.
"No fue a la guardería ni va al cole.
Encima es hija única ,está acostumbrada a estar y jugar sola.
NO SOCIALIZA ,NO SABE, NO ESTA ACOSTUMBRADA A LA GENTE."
Pues querido mundo:
Socializa perfectamente, con niños de su edad y mayores, es educada respetuosa y encantadora( esta mal que yo lo diga porque soy su madre, pero es cierto)
Ella escoge con quien SOCIALIZAR, no yo; Igual que hacemos nosotros, escogemos con quien nos gusta estar, tomar una cervecita o ir al cine.
Les exigimos a nuestros pequeños cosas que nosotros los adultos no hacemos.
Somos de una incoherencia supina.
Esta tarde hemos ido a la biblioteca, nada mas entrar, LLara entregó sus libros y su carnet a la bibliotecaria.
La saludó con un risueño hola y mi pequeñaja le explicó uno a uno los libros que había leído y le contó con todo lujo de detalles lo que quería, la bibliotecaria muy amable se levantó y le indicó donde estaba lo que buscaba.
( recordemos que ni va al cole ni sabe SOCIALIZAR)
Vio a varios niños sentados en una mesa, se acerco Y con las mismas se sentó, saludó y se presentó.
Estuvo conversando con ellos y mirando sus cuentos tranquilamente.
Les dijo que le gustaban mucho los libros y leer.
Cuando había escogido los cuentos para llevar a casa, se levantó, y le dijo a la niña con la que había hecho migas,
___Me ha encantado conocerte .Me voy a coger una música___.
y se despidió con un hasta luego para todos.
se dirigió a mí y me dijo
___Me ha encantado conocerla mami!__
Nos fuimos a que le sellaran sus libros y discos tan orgullosa ella con su carnet.
No le he tenido que enseñar a ser sociable, lo es.
Le gusta jugar con nosotros, también sola, no necesita a nadie para entretenerse y ahora empieza a querer jugar con otros niños por iniciativa propia.
Yo no he sido una madre de " ve a jugar con esos niños" sin más, sin conocerlos ni conociéndose.
Siempre le he preguntado
"¿Quieres jugar con...?" y he respetado su decisión.
Este post se lo dedico a mi amiga Azu, una madraza maravillosa que tiene alguna duda sobre este tema.
Cuando llegue el momento les apetecerá jugar con otros niños, no te preocupes Azu , ahora no les llama la atención, les apetece más mami y papi, la piedra que se encontraron o el palo del suelo.
No dudes.
Sólo dejémosles ser y elegir.
Esta sociedad que tanto exige a los niños que sean sociables, es la misma que no da ni los buenos días, no contesta a un saludo, te cierra la puerta del portal en las narices, pasa empujando sin mirar, te mete la varilla del paraguas en el ojo y no se para ,no cede el asiento en el autobús a una mami o persona mayor, te caes y ni se digna a preguntar si estas bien.
Quizá seamos nosotros los adultos los que tengamos que aprender a socializar.